Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis de Fanatec CSL DD

Fanatec consigue que los días de los periféricos de simracing carísimos sean cosa del pasado con una versión brillante y económica de su base de volante de tracción directa.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Durante casi una década, las bases de volante con tecnología de tracción directa han sido una parte muy exclusiva del mundo de los simuladores de carreras. Las alternativas más baratas costaban como 1.769 €, y agregar pedales o el propio volante en sí llevaba al jugador a desembolsar unos 2.359 € para poder llegar a conducir en títulos de simulación con la sensación de manejar un automóvil real. Sin embargo, este ciclo ha llegado a su fin. Fanatec reescribe el libro de las reglas y lanza la primera base motora económica del mundo con tecnología de tracción directa. La CSL DD ya está aquí y he podido probarla durante un mes. CSL DD significa "ClubSport Light Direct Drive" (Tracción directa ClubSport ligera) y es un desarrollo posterior a la tan popular base Fanatec Podium DD1 que cuesta casi tres veces más que la CSL DD. Se basa en la misma tecnología pero con mejoras más que bienvenidas, como un eje de dirección de fibra de carbono.

HQ

Lo que distingue a una base de este tipo de una variante accionada por correa (belt), engranaje (gear) o cadena como la serie G de Logitech, Thrustmaster TGT, T300RS o la antigua serie ClubSport de Fanatec es que el eje de dirección es una extensión directa del servomotor eléctrico en sí, lo que lo dota de más potencia y, por tanto, simula un bólido de una manera más realista. El force feedback proporcionado también se vuelve más veloz, más perceptible y mucho más detallado. Comparar una base de motor accionada por correa con una variante de transmisión directa es algo así como comparar el sonido mono con un Dolby Atmos de cine en casa montado por profesionales, o un televisor CRT para ver una cinta VHS con un LG OLED C1 para ver un Blu-ray 4K UHD.

La diferencia es importante.

Análisis de Fanatec CSL DDAnálisis de Fanatec CSL DD
La base de motor es compacta, robusta y pesada, pero al mismo tiempo increíblemente más ligera que la Podium DD2 que usamos en el simulador de Gamereactor.
Análisis de Fanatec CSL DDAnálisis de Fanatec CSL DD
Recomendamos usar el Boost Kit para subir de 5 a 8 Nm de fuerza.

Parte de mi preocupación antes de recibir la CSL DD era si su fuerza de resistencia bastante limitada de 5 Nm sería suficiente para mi gusto, ya que conduzco una Fanatec DD2 con más de 25 Nm de par de fuerza (torque) en mi equipo de simulación de carreras. Tengo mi DD2 muy alta porque soy un fan acérrimo de esa sensación dura y real, especialmente en Automobilista 2 y Rfactor 2. La CSL DD proporciona solo 5 Nm de par de fuerza nada más estrenarla y para aquellas personas que quieran más, Fanatec vende un Boost Kit por 175 €, lo que significa que el motor obtiene más potencia y por lo tanto puede exprimir 8 Nm de par de fuerza. Sin embargo, supuse que tanto cinco como ocho Nm serían insuficientes para mí antes de llegar la CSL DD a las oficinas de Gamereactor. Pues estaba equivocado.

Análisis de Fanatec CSL DD
El nuevo enganche de quick release es una gozada.

O más bien equivocado y un poco acertado a la vez, supongo. 5 Nm es demasiado poco para mi paladar, aunque todos mis colegas que han tenido la oportunidad de probarla creen que en muchos aspectos es más que suficiente para los videojuegos que solemos catar. A pesar de esto, yo quiero más, soy un verdadero adicto al Force Feedback. Y 8 Nm gracias al paquete de potencia, que (como ya he dicho) se vende por separado, es la cantidad justa. Con la base motora potenciada relativamente alta con este kit, es complicado sentir la diferencia entre la CSL DD y la DD1, lo cual es extraño en más de un sentido. Esta última cuesta tres veces más que la primera, y eso dice mucho sobre lo fantástica base de volante que es la CSL DD.

Análisis de Fanatec CSL DD
¿Una base de volante de tracción directa por 400 euros? Casi inversosímil.

Lo que más me impresiona de ella, además de su reducido tamaño y su potencia más que suficiente en cuanto al Force Feedback que produce, es lo sensible y detallada que es. No creo que esté exagerando cuando digo que ofrece un poco más de sensibilidad y un poco más de detalle que incluso mi base Fanatec DD2 de 1.769 €. Es fácil saber exactamente donde está el agarre y el ángulo de deslizamiento de los neumáticos traseros en mi GT1 McLaren F1 GTR LT en Automobilista 2. La cantidad de señales que recibo de los neumáticos y del chasis cuando juego a Rfactor 2 está muy bien comunicada y tan detallada que me noto más confiado conduciendo al límite del agarre que nunca con cualquier otra base de volante accionada por correa, cadena o engranaje de otro fabricante. De hecho, la comparación ni siquiera es justa. Esto es tan superior a cualquier cosa que haya construido Logitech, Thrustmaster o Mad Catz que hasta se vuelve un poco espeluznante.

Análisis de Fanatec CSL DDAnálisis de Fanatec CSL DD
El stock de estos cubitos se va a agotar antes de que puedas decir "trata de arrancarlo, Carlos".

Y, además de todo esto, tenemos un pequeño pero tan importante detalle llamado Fanalab que sigue siendo fenomenal como siempre, la interfaz incorporada en el ecosistema de Fanatec, que controla tus configuraciones para diferentes juegos y que te permite conectar todo, desde pedales hasta freno de mano y caja de cambios externa directamente en la base motora. Fanatec es el equivalente de Apple en el mundo de los simuladores de carreras y convierte lo que generalmente puede llevar tanto tiempo por lo engorroso que es en tareas súper simples y nada complicadas. El hecho de que todos los juegos importantes del género sean completamente compatibles con el software de las bases de volante de Fanatec, a diferencia de los competidores de tracción directa como Accuforce, Simucube o Leobodnar, solo las vuelve más tentadoras para las personas que quieran conducir sin pasar demasiado tiempo en los menús tratando de dar con las configuraciones "correctas".

Análisis de Fanatec CSL DDAnálisis de Fanatec CSL DD
Aunque seas más de estructura de metal, el nuevo soporte para mesa de Fanatec también funciona perfectamente.

Esta es la mejor base motora para volante, sin duda, del mundo del simracing en términos de precio y rendimiento. Por solo 350 € obtendrás un equipo que supera claramente a competidores como Logitech G932 o Thrustmaster TGT-II y por solo 150 € más, obtendrás un kit de potencia que lo eleva al nivel de la Fanatec DD1, que es tres veces más cara. Con esto, la firma alemana ha hecho posible que todo el mundo pueda comprar y conducir con tracción directa y, por supuesto, cambiará el mundo de los simuladores de carreras a mejor. Felicitaciones. Deberíais haceros con una.

Análisis de Fanatec CSL DD
Olvídate de las correas, los cepillos y los engranajes. Bienvenido al mundo de la transmisión directa. No mirarás atrás.
10 Gamereactor España
10 / 10
+
Magnífica calidad de fabricación.Con potencia real y force feedback detallado. Tamaño compacto. Instalación súper sencilla. Es compatible con cualquier juego de carreras del mercado.
-
Nada, de verdad.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.