Español
Gamereactor
análisis
Call of Duty: Black Ops 3

Análisis de Call of Duty: Black Ops 3

De serie repetitiva ordeñada anualmente a firme candidato peliculero por sorpresa a Juego del Año.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Puedes acusar con tantos "y yo más" como quieras a Black Ops III, pero recuerda que la tecnología futurista ha sido el punto fuerte de esta serie desde el principio. Así que vamos a dejar de lado desde ya la "palabra que empieza por T": Black Ops III no es Titanfall, sino un Call of Duty con espectaculares superpoderes.

Cuando se lanzó Black Ops en 2010, el equipo de Treyarch presentó con mucho entusiasmo un relato sobre la Guerra Fría en 1960, en el que los operativos de la División de Actividades Especiales de EEUU introdujeron prototipos en la batalla. La probabilidad de victoria siempre había estado en su contra, pero quien dispone del armamento más potente siempre suele ganar. En 2012, Black Ops II volvió a trabajar el concepto de la tecnología bélica futurista; el juego transcurre en 2025 y en él los robots y los vehículos no pilotados consiguen cambiar las tornas en las batallas. Por eso, más que dar a entender que se ha añadido este elemento de forma forzada a Black Ops III para hacer que sea relevante en un mercado de FPS que se mueve a tanta velocidad, salta a la vista que esta última premisa de 2065 es muy CoD. Aquí es donde tenemos que estar.

Pero tras Black Ops 2 y el Advanced Warfare del año pasado, la pregunta principal es si Black Ops 3 puede transmitir un mensaje lo bastante fuerte y cautivador. No solo en el aspecto visual como se espera de la actual generación de consolas y hardware, sino uno que esté impulsado por ideas llamativas que apoyen la campaña y que den base a otros doce meses de PvP sin parar. Aún estamos investigando esto último, pero nos complace mucho informar de que la campaña de Black Ops 3 es tremendamente ambiciosa, y con esto no queremos tomar prestadas las palabras de Treyarch para explicar la ausencia de campaña en PS3 y Xbox 360. Simplemente, no hay otra forma de describirla.

La campaña en solitario o co-op

Con increíble entusiasmo, Treyarch sirve un maratón de 11 misiones con jugadas muy imaginativas que requieren mucha planificación estratégica para sobrevivir. Aunque para los jugadores con más experiencia cualquier nivel por debajo de Difícil debería ser un paseo muy rápido, los nuevos juguetes pensados para superar en astucia a tus enemigos son tan divertidos que invitan a experimentar; así que te adelantamos que cambiarás tu estilo de juego varias veces.

La narración, extensa y con cierto estilo de tutorial, se centra en tu personaje (masculino o femenino), quien tras un horrible encuentro que le hace perder las extremidades y lo deja medio muerto, se convierte en el fortuito beneficiario de la "innovadora robótica militar". Básicamente eres Robocop (¿o RoboCoD?), y de hecho, la dirección de las funestas escenas cinematográficas es muy del estilo de Paul Verhoeven. La misión previa en Etiopía, un intento de rescate en una cárcel, incluye algunas escenas de tortura gráfica que se ven mientras examinas las grabaciones de las cámaras de seguridad. Y no son nada agradables de ver.

Call of Duty: Black Ops 3Call of Duty: Black Ops 3Call of Duty: Black Ops 3

Como parte humano y parte máquina (pero siempre 100% soldado), tienes un sistema de comunicación llamado DNI o Interfaz Neuronal Directa, que te introduce en situaciones de entrenamiento virtual imposibles de distinguir de la realidad, a menos que el instructor "congele" la acción para seguir con las instrucciones. Estas misiones se usan de forma similar a las investigaciones con base en recuerdos de Minority Report, aunque se acerca más al papel de Jake Gyllenhaal en Código Fuente. Es un dispositivo genial que proporciona el contexto de la misión a los jugadores y les hace revivir escenas en las que se ve a los terroristas en cuestión haciendo planes y escapando de golpes previos, y que señala dónde se encuentran en ese momento.

En cuanto al físico del personaje, la armadura que ahora conforma la mayor parte de su cuerpo mejora en gran medida su fuerza y su agilidad. Esto incrementa la velocidad a la hora de moverse, lo que permite trepar muros y posibilita distintas opciones al buscar rutas en los mapas. Incluso si no tenemos en cuenta estas ciber-mejoras, la movilidad en Black Ops 3 deja de lado el fantasma de la linealidad con el enfoque de zonas abiertas que tiene su diseño de niveles. Aunque muchos entornos sí que invitan a usar el rifle de asalto, enseguida quedan claros los beneficios de pasarse al rifle de francotirador para los espacios abiertos y a la escopeta y la metralleta para las distancias cortas, para que todas las misiones parezcan menos restrictivas.

Pero como dice uno de los comandantes: "Con la DNI, tu mente es tu mejor arma." Hay tres categorías principales de habilidades Cybercore, que se usan para manipular el campo de batalla más allá de armas y munición; y todas se activan pulsando a la vez los gatillos izquierdo y derecho (donde normalmente están asignadas las granadas).

La habilidad Core 'Control' se usa para debilitar o reprogramar a otros robots, 'Caos' induce el pánico en tus enemigos humanos y puede causar un daño físico devastador, y por último, la habilidad 'Marcial' mejora el sigilo o bien el ataque, así que las ventajas de la misma se centran en tu traje y en la lucha cuerpo a cuerpo. Al contar con cualquiera de estas habilidades la situación cambia drásticamente, y resulta mucho más divertido acabar con tus enemigos. Las torretas de defensa situadas en las rutas más traicioneras están programadas para acabar con cualquier objetivo a su alcance. Los robots se sobrecalientan con el cybercore Inmolación, mientras que los soldados de a pie se queman gracias al apoyo de un conjunto de drones, el Firefly Swarm (Enjambre Luciérnaga). También hay un increíble golpe demoledor al suelo, al estilo Halo 5. No obstante, los objetivos tienen que estar a nuestro alcance y las habilidades tienen un tiempo de recarga, así que contar con ellas no supone una victoria segura en absoluto. Lo que cambia es cómo enfocas la batalla: pasas de ver a todos los enemigos como simples esponjas de balas a tener que analizar sus rasgos concretos para escoger el recurso más adecuado.

Es sorprendente lo rápido que las cosas inusuales acaban pareciéndote normales, porque todas las habilidades Core tienen un uso claro y creíble, nada parece ser de más novedad que utilidad. Es tan bueno que te quitará el sueño por las noches y te quedarás despierto sopesando tus opciones. También se recompensan los esfuerzos que haces por sobrepasar tus límites: hay 16 logros en cada misión, como pequeños premios con nombres como 'Multi-tasker' (Multitarea, cuando consigues muertes al tiempo que te mueves por una pared), 'Make'em count' (cuando consigues varias muertes a la vez usando explosivos) y 'Conservationist' (Conservador, cuando completas una racha sin recargarla). Todos estos puntos por completar logros desbloquean objetos que sirven para personalizar tu personaje.

Black Ops 3 es el Call of Duty en el que se ha invertido más trabajo de toda la serie, y es esperanzador ver cuánto de lo que ofrece se ha inspirado en los deseos de su todavía próspera comunidad. Han tenido grandes consideraciones como permitir la personalización como forma de identidad, por ejemplo, con divertidas pinturas para las armas; pero lo principal es el rendimiento y la opción de Construir tu propia arma te permite disponer de herramientas muy personalizadas. El sistema para gestionar tu perfil mientras avanzas en la Campaña también es muy elegante: tienes un Refugio en el que examinar tus objetos, también puedes leer detenidamente la información contenida en la Caja fuerte de datos, y tienes a tu disposición Tarjetas de Visita además de la Armería y la Estación Cyber Core para comparar todo lo que tienes disponible. Y si tus actividades en el campo de batalla no bastan para saciar tu deseo de derribar enemigos, tu refugio también cuenta con una instalación para Inmersión en combate, un espacio para el entrenamiento virtual en el que puedes poner a punto tus habilidades.

Digámoslo así: si el modo Campaña estaba pasándose de moda, a alguien se le olvidó por completo hacérselo saber a Treyarch.

Pero la cosa no acaba ahí, en absoluto. El nuevo modo Zombis 'Shadows of Evil' es una aventura completamente inesperada al más puro estilo cómico y oscuro del cine negro. Contiene las voces de Jeff Goldblum, Heather Graham y Ron Perlman como Mago, Bailarina y Boxeador, respectivamente; y cada uno de ellos aporta una actuación de voz sublime y muy 'vodevil', con espectaculares chistes para amenizar la matanza de zombis. Como siempre ocurre en este modo de juego, el objetivo es sobrevivir tantas rondas como sea posible, motivados por la puntuación.

Además del toque retro de la ciudad, hay otro elemento muy chulo: la habilidad de transformarse en una bestia con tentáculos que lanza rayos de energía para abrir nuevas rutas, usa ganzúas para acceder a habitaciones secretas y lucha con cualquier cosa que se le ponga por delante para llegar a nuevas áreas o aplastar a varios zombis que se habían quedado aturdidos y apiñados. Aunque el equipo sea de cuatro jugadores, la cosa enseguida se complica: las calles y callejones son estrechos y no hay muchos espacios abiertos a los que dirigirse para evitar a los zombis. El modo Zombis siempre ha sido divertido, pero Sombras del Mal está además bien hecho. Está muy bien pensado, tiene pequeños toques y detalles geniales. Es fantástico.

Sin tocar siquiera aún el famoso modo Multijugador, Call of Duty: Black Ops 3 ya es una joya. Su valor de producción está por las nubes, pero es mucho más que una mano de pintura cara a la franquicia. Treyarch lo ha dado todo para demostrar que la serie Call of Duty puede ofrecer innovación, incluso después de tanto tiempo. Entre los llamados "juegos AAA" o súper-producciones que hay en esta generación de consolas, Black Ops III bien podría ser el más pulido y mejor pensado, con unos modos de juego que da gusto probar y devorar de cabo a rabo. Por supuesto, habrá DLC, pero te aseguramos que te harán falta muchas, muchas horas para llegar a las profundidades de la nueva Campaña (más de las que esperas) y para sobrevivir hasta el mismísimo final de Shadows of Evil. Tendrías que ser el más triste de los cínicos para descalificar deliberadamente este magistral FPS.

Modo Multijugador

Tras Advanced Warfare, lo cierto es que las reliquias de agilidad mejorada del PvP de Black Ops 3 parecen un pelín limitadas. De todas maneras, podéis tomároslo como una señal de que el equipo creativo está siguiendo su propio camino: Treyarch no se ha sentido tentado a aumentar los niveles de locura hasta extremos imposibles. En vez de eso, el viaje para dominar las nueve clases de Especialista (la última está bloqueada hasta el nivel 45, centrándose en el Prestigio) es lento, pero firme. Quizás la mejor palabra para definir la progresión del PvP de Black Ops III sería "mesurado": tanto en el sentido de que tus acciones se miden por ganancias de EXP como que tendrás que superar unos ciertos límites de nivel de EXP para probar cada clase. No pienses en cuánto tardarás en conseguir esa última recompensa por racha de puntos ('Mothership'), mejor tranquilízate y céntrate en llegar al rango de Teniente General III del nivel 51.

Los Especialistas son el aspecto que añade un toque de espíritu al título de CoD de este 2015. Ahora, el drama heroico está por doquier y, por ello, Black Ops III ofrece unos pedazo de tíos blindados para acelerar el género FPS. Es verdad que sus habilidades no van tan lejos como las de los Guardianes de Destiny, pero, por ejemplo, hay un arquero ágil y sigiloso (Outrider), un electrificado creador de caos (Prophet) y un pistolero con la capacidad de matar de un tiro (Seraph). Además, sus personalidades cobran vida en el campo de batalla gracias a un ingenioso diálogo, justo antes de que las rondas comiencen y, en ocasiones, durante, dependiendo de cómo lo hagas. Si esto fuese Battlefield, podrías empezar a preocuparte, pero, puesto que es CoD, este tipo de aspectos funcionan guay, al igual que todo lo que suba la adrenalina a tope.

Puede que la curva de aprendizaje sea lenta y progresiva, pero también es increíblemente profunda. Cada uno de los nueve Especialistas tiene dos habilidades 'especiales' entre las que elegir, que desbloquearás con las monedas que también te podrías gastar en armas. Por ejemplo, Outrider puede llevarse su arco y flechas Sparrow y utilizar un radar llamado Vision Pulse (Pulso de Visión) para que barra la zona que lo rodea. Por otro lado, Battery tiene un lanzagranadas y Kinetic Armour (Armadura Kinética), que permite que las balas reboten en su armadura temporalmente, para sorpresa del pobre incauto que le descargue un cargador entero de SMG encima. Todas las clases son divertidas y pueden mejorar el juego o estropearlo, eso solo el tiempo nos lo dirá. Eso sí, el hecho de que los nueve personajes sean tan distintos ya es un gran logro de por sí. Está todo hecho a medida de cada uno.

Por otra parte, estas armas y habilidades especiales se combinan con la clase de ventajas normales que ya conoces de CoD, como las viejas favoritas de hacerte invisible al radar y nuevas variedades que te pueden dar una especie de sentidos arácnidos para revelar la presencia de los enemigos cercanos. Hay tantas cosas que no nos atrevemos siquiera a contar las combinaciones. No obstante, en sí, las habilidades esenciales de Black Ops III son correr por la pared y saltar al aire, porque acertar una muerte mientras corres y saltas libremente por ahí te hace sentir como un verdadero 'pro'. Aun así, recuerda que también hay que concentrarse en las capacidades de las armas no futuristas que hayas escogido.

Y, así, a pesar de los chanchullitos punteros que te rodean, lo más impresionante que podemos decir del modo PvP de Black Ops 3 es que se reduce a marines con los pies bien puestos en el suelo y repartiendo leña, pero con más razones para vigilar bien sus espaldas y revisar cada esquina y cada resquicio entre obstáculos.

Es, sin duda alguna, una experiencia muy completa y estimulante. Es una suerte de Super Call of Duty y realmente nos estamos haciendo a la idea de que nos va a dejar sin vida social en los próximos meses.

Call of Duty: Black Ops 3Call of Duty: Black Ops 3Call of Duty: Black Ops 3Call of Duty: Black Ops 3
Call of Duty: Black Ops 3Call of Duty: Black Ops 3
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Fácilmente el Call of Duty más potente desde Modern Warfare 2, y se erige como una de las súper-producciones AAA mejor conseguidas y más completas para las nuevas consolas. Increíble cantidad y calidad de contenido.
-
La campaña sólo se pone interesante si la juegas en el nivel de dificultad más alto, en el que la estrategia se convierte en un requisito. Los nuevos modos PvP son buenos, pero de momento no son clásicos instantáneos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.