Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Job Simulator

Análisis de Job Simulator

Cuando mejor te lo pasas con este juego es cuando te la resbalan los objetivos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El catálogo de lanzamiento de PlayStation VR puede llevar fácilmente a engaño en estos primeros días, sobre todo porque estamos en el albor de esta "nueva" tecnología y aun no sabemos hasta dónde puede llegar. ¿Cuáles son juegos reales y cuáles son demos técnicas sobredimensionadas para poder justificar que hay algo que probar a la hora de hacer ese gasto que implica el hardware? Uno de los títulos con más caché de esta primera hornada es Job Simulador, de Owlchemy Labs. Ya lo pudimos ver a principios de año en HTC Vive y ahora está listo para repetir. Tira de un carro bastante pesado porque tiene que servir para demostrar que la Realidad Virtual tiene sentido y al mismo tiempo tiene que ser una forma sencilla y divertida de transmitir los fundamentos mecánicos.

En esta sencilla propuesta todo el peso del entretenimiento recae en las físicas, y en cómo son el camino para pasárselo bien haciendo todas esas tareas del mundo real que son, por definición, aburridas. Job Simulator explora la forma de trasladar cualquier cosa a la dimensión digital para conseguir que sea divertida. ¿Pero cómo lo hace? Ese es su secreto.

En realidad son cuatro juegos distintos, cada uno diseñado en torno a una profesión: mecánico, cocinero, tendero y oficinista. El título te lleva al sitio indicado para vestirte con todos estos trajes y comienza a pedirte que completes una serie de tareas. Por ejemplo, hacer bocadillos, hervir patatas o cotar jamón cocido. O hacer fotocopias, fijar reuniones y servir cafés. Contado así no se puede decir que sea algo entretenido, es lo peor de cada una de esas profesiones. Owlchemy lo sabe de sobra, pero también han descubierto cómo trasladarlo a la Realidad Virtual de forma particular. Pues con algo tan tonto como permitirte verte el café en el suelo para hacerte comportarte como un humano, es decir, asustarte y tratar de recogerlo como si hubiera ocurrido de verdad. En cierto modo es como si fuera magia, y como esta decenas de situaciones.

Job SimulatorJob Simulator

Sin embargo, no estás solo en tu lugar de trabajo y por suerte aquí no se han tomado todo esto tan en serio. El estilo artístico y el tono es de caricatura total, de modo que lo que comenzaba siendo una orden rutinaria se acaba convirtiendo en algo raro y oscuro que hace que la experiencia en general mejore. Las mejores partes de Job Simulator surgen cuando el jugador es el que crea una situación cómica, por ejemplo, porque el menester es aburrido y decides hacerlo totalmente fuera de lugar. Y vamos a poner un ejemplo propio para que lo entendáis mejor. Varias personas de la oficina se acercaron a curiosear mientras estábamos probando la profesión de tendero. En vez de atender los pedidos empezamos a hacer cócteles de ketchup, mostaza y mayonesa para tirárselos en la cara a nuestros clientes robot, enfadadísimos. Después, en vez de recoger el desastre, construimos una torre con objetos tirados, lo que provocó una reacción de desconcierto total.

Esta es la jugabilidad que esconde en su interior. Es muy simple y elegante, y hace mucho más llevadero ponerse un incómodo headset y sumergirse en este aislado mundo que es la Realidad Virtual por primera vez. Queda bastante claro que no estamos ante un software al que vas a dedicar largas sesiones de juego ni tampoco tiene narrativa o conexión alguna para engancharse a una trama. La pamplinas que puedes hacer funcionan en sesiones de más o menos diez minutos, después ya te dan ganas de poner otra cosa o de que quitarte el casco y pasárselo a otra persona. Es una pena pero en ningún momento intenta ser más que eso, más que una mera distracción.

Aunque quizá no sea el gran título que vende un hardware tenemos que avisar de que Job Simulator es una de las experiencias de Realidad Virtual más absorbentes que hemos tenido hasta la fecha. Lo consigue en gran parte gracias a la representación de tu cuerpo y de tus manos como mandos PS Move, y de cómo lo integra físicamente en el espacio en el que te encuentras. Es lo que te absorbe a esos cuatro mundos porque, aunque sean una pantomima exagerada, aun tienen un toque de realismo que interiorizas rápidos. ¿No se supone que la VR trataba de eso?

Si tienes pensado hacer el desembolso que exige la Realidad Virtual, entonces pon Job Simulator en tu lista de juegos a probar porque es una de las formas más precisas y concretas de comprender esta tecnología y el grado de inmersión que persigue. Eso sí, no esperes una súper aventura que quisieras vivir dentro de tu headset, porque eso aun no existe. Esa "killer app" aun no se ha presentado y, mientras llega, debes saber que algo como esto es de lo mejor que ofrece.

Job Simulator

Para realizar este análisis de Job Simulator hemos usado tanto HTC Vive como PlayStation VR.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Gran diseño, una sensación de localización con aplomo, buen humor.
-
Las tareas son vulgares, el concepto aburre pronto.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido