Español
Gamereactor
avances
Lemnis Gate
DESTACADO: Cobertura E3 2021

Lemnis Gate - primeras impresiones

Un shooter interesante con un atractivo específico.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Igual que su predecesor Quantum League del año pasado, Lemnis Gate es un shooter táctico en el que tendrás que acabar con los enemigos empleando una serie de bucles temporales. Se te pedirá que pienses rápido y de forma estratégica, porque solo dispondrás de 25 segundos en cada ronda para tratar de completar objetivos y frustrar los planes del adversario. Con motivo del E3 de este año, he podido probar el juego durante una hora para ver si merece la pena hacerse con él cuando se estrene para PC y consolas el próximo agosto.

Durante la demo, jugué dos misiones en tres tipos de partidas (1 contra 1 por turnos, 2 contra 2 por turnos y 2 contra 2 jugando en equipo). La primera de ellas se llamaba Buscar y Destruir (Seek & Destroy); consistía en destruir unas resistencias que había por el mapa y ambos equipos se turnaban para atacar y defender. El equipo que lograse destruir por lo menos una de las dos resistencias al final de los seis bucles temporales era declarado vencedor. Este modo me supuso un reto porque hay que pensar con anticipación. Si te toca defender, por ejemplo, tienes que evitar que se destruyan las resistencias en bucles anteriores, pero, al mismo tiempo, tienes que estar pendiente de que no acaben contigo en la ronda siguiente.

El otro modo se llamaba Recuperar ME (Retrieve XM). Lo que hay que hacer aquí es reunir unos pequeños objetos con forma de bola conocidos como ME (XM, Materia Exótica) y depositarlos en la puerta de tu equipo para conseguir un punto. Igual que en el anterior, este modo requiere mucha planificación estratégica y no saldrás victorioso si solo te centras en el objetivo principal. Hay que tener presente qué ME (XM) ya se han recogido, porque solo se pueden coger una vez y tienes que estar al loro del enemigo, que intentará deshacer tus avances.

La mayoría de shooters te muestran la cámara del enemigo que acabó contigo mientras esperas para reaparecer. En lugar de eso, en este juego controlarás un dron con el que podrás inspeccionar el mapa y fijarte en los bucles temporales de un jugador en concreto. Me he divertido mucho volando con el dron, cosa que también solucionó el problema de la espera, tan presente en los juegos basados en turnos. Esta parte de la partida también es de planificación: deberás vigilar de cerca los pasos de tus rivales y trazar un plan de acción, porque solo cuentas con 25 segundos cuando empiece la ronda.

Lemnis Gate

Al comienzo de un turno, hay que elegir cuidadosamente entre siete clases de personajes diferentes. Cada una de ellas tiene sus propias armas y habilidades especiales y no podremos elegir siempre a nuestro favorito, porque cada personaje solo se puede usar una vez en cada ronda. Durante la prueba, Rush y Toxic fueron los que elegí con regularidad. Rush lleva pistolas duales con las que puede eliminar enemigos rápidamente y su habilidad de velocidad es perfecta para arañar unos segundos extra. Toxic, por su parte, tiene la práctica habilidad de derramar residuos tóxicos por el suelo que dañarán a los enemigos que pasen por ahí sin prestar atención. Lo que me gustó mucho de los personajes es que cada uno de ellos parecía diferente y tenía un uso particular, por lo que elegir cuál usar a continuación no era una decisión nada fácil.

La única crítica que le haría a Lemnis Gate tiene que ver con el poco imaginativo diseño de sus mapas. Pude probar dos de ellos, Tectonic Wells, ambientado en un cañón en el desierto, y Howlers Mine, situado en un bosque. Ambos diseños me parecieron muy insulsos y me costó recordarlos sin tener que mirar la grabación de mi partida. Aunque no llamen nada la atención desde el punto de vista de su diseño, ambos me parecieron muy diferentes al jugarlos. Tectonic Wells daba una gran sensación de verticalidad y Howlers Mine no era más que una llanura plana.

Como ocurre con otros juegos que solo tienen modo online, temo por la longevidad de Lemnis Gate. Su mecánica basada en el tiempo, aunque es profunda y requiere planificación estratégica, encaja en una categoría bastante específica y ciertamente necesitará un flujo constante de jugadores para mantenerse a flote. Por lo que vi en la demo, no había modos offline y contra bots aparte del entrenamiento, pero esto podría ser porque el juego está sin terminar. De todos modos, el título estará disponible desde el primer día en Xbox Game Pass y permite crossplay, así que debería tener calado durante al menos un par meses.

Lemnis Gate da la impresión de ser un shooter táctico de diseño inteligente que ofrece a los jugadores un sinfín de maneras de manipular el tiempo para superar a sus enemigos. Disfruté mucho con la variedad de sus siete clases de personajes y el hecho de estudiar los movimientos de mis rivales y trazar un plan de ataque siempre resultó entretenido. Dicho esto, el diseño de los mapas me pareció muy insulso y me preocupa si podrá atraer a una masa suficiente de jugadores dada la categoría del juego. No os perdáis nuestro análisis completo cuando Lemnis Gate se estrene para PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series el próximo 3 de agosto.

Lemnis GateLemnis Gate
Lemnis Gate

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.