Español
Gamereactor
análisis
Tales from the Borderlands

Análisis de Tales from the Borderlands - Temporada completa

Telltale Games convierte en palabras las pistolas de Gearbox Software.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Cuando nos tocó analizar el primer capítulo de Tales from the Borderlands no tuvimos reparo en afirmar que estábamos ante un trabajo magistral. Quedamos fascinados al comprobar que el universo inventado por Gearbox Software había sido reconducido hacia una historia con mucho humor por una Telltale Games que parecía que también se estaba buscando a sí misma. Quizá le vino bien tener entre manos una licencia menos rimbombante, nacida en los propios videojuegos, oculta aun de los grandes medios de masas como el cine y la televisión.

Le funcionaba muy bien la decisión de contar la historia con dos personajes relacionados pero independientes. Recuperemos su origen. El título empieza con Rhys y Fiona, dos tipos que no tienen nada que ver entre sí, recién capturados por un tipo extraño que no deja de insistir en que cuenten la historia cómo fueron a buscar los tesoros de la cámara. Ahí entra con fuerza el recurso narrativo de contar la historia desde el punto de vista de cada uno de ellos, y casi siempre por separado. Al principio está todo un poco exagerado, con una preponderancia manifiesta de Rhys, pero a medida que las temporadas van pasando el guión comienza a aterrizar y a ser más directo y seco. No es que se pierda parte de su epicidad, más bien es que los dos protagonistas dejan de gustarse tanto. Es una lástima porque, cuando llegas al final, te das cuenta de que Rhys y Fiona tenían margen para adornarse y su captor también lo tenía para cortarles las alas.

No es fácil poder llevaron por los grandes giros de esta historia sin destriparos su propia esencia, pero os podemos decir que toda esta escena conduce a una larga aventura de una búsqueda. En realidad esta búsqueda no es lo más importante, porque poco a poco comienzan a brillar los personajes que controlas y todas sus relaciones con los malos y el resto de habitantes de estos mundos. Lo que sí podemos deciros es que todas las decisiones y acciones que vais tomando desde el principio van a tener muchas más consecuencias al final de los cinco capítulos que las que acostumbran a tener este tipo de títulos.

Tales from the Borderlands
Tales from the BorderlandsTales from the Borderlands

En Tales from the Borderlands hay muchísimos personajes que tiene ese algo que les hace ser más que una mera comparsa, especialmente algunos de los secundarios. Se nos vienen a la cabeza algunos como Scooter, Loader Bot, Gortys y Vaughn; y no podemos olvidarnos de Jack, aunque si le preguntáramos a él no iba a aceptar de buen grado eso de que lo hayamos dejado fuera del papel protagonista. Los hay de todo tipo, compañías para un rato, o para una frase, y acompañantes de largo recorrido, pero todos tienen un hueco y un momento de color en esto tremendo esfuerzo narrativo.

Hablando de color, a Telltale también hay que darle el mérito de haber logrado presentar un juego visualmente atractivo con una tecnología muy simple, todo gracias a que el diseño típico de la casa encaja a la perfección con los gráficos cell-shading exagerados con los que Gearbox decidió ilustrar Borderlands. Es cierto que hay ocasiones en las que es demasiado simple, como cuando ves que una cuerda desaparece solo por el roce de un cuchillo. Hemos llegado a ver cosas un poco cutres que funcionan por los pelos, por eso tenemos la esperanza de que esta sea la última serie por capítulos que la compañía lleva a la generación pasada. A lo que no se le puede poner ni una pega es al gran ejercicio de doblaje de voz al inglés, que está rematado por todos sus ángulos con unos vídeos musicales, muchos de ellos a modo de introducción, que sacan lo mejor del estudio y logran establecer la atmósfera perfecta para meterse de lleno en la partida.

Aunque está disponible en varias plataformas, nosotros lo hemos jugado en Xbox One. Al menos en esta hemos encontrado varias deficiencias técnicas, como caídas de la tasa de refresco esporádicas y algunos tiempos de carga largos, sobre todo para unos entornos tan limitados. Incluso hay algún error un poco más grave, como una caída del sonido general en el episodio cuatro. Pero nada de esto nos ha sacado de la partida ni ha empañado nuestra cálida relación con el título durante tantas horas.

Tales from the Borderlands
Tales from the BorderlandsTales from the Borderlands

Uno de los puntos fuertes de Tales from the Borderlands es que mantiene un ritmo vivo y algo durante todo el tiempo, a diferencia de otros juegos similares que sufren picos y valles muy acusados. Hay veces que todo es tan frenético que se vuelve un poco confuso, y si a eso le sumas los dos o tres meses de espera que hemos tenido quienes lo hemos ido jugando por capítulos, se ha llegado a crear un ambiente turbio que los jugadores actuales no van a tener que sufrir. Hemos podido comprobar que completar los cinco capítulos del tirón mejora las sensaciones generales que tenerlos disparos a lo largo del año. Ese ritmo tan alto tiene consecuencias positivas y negativas. Por una parte no hay bajones en la trama, pero por la otra tampoco hay momentos para la exploración y, como las fases de acción se resuelven con eventos QTE, al final hay más de los que nos gustaría habernos encontrado por el camino. Ojo, sin menospreciarlos porque no consisten en pulsar un botón o dos, son algo más complejos y también implican algo de puntería como no podría ser de otra forma para un juego que proviene de un RPG de acción.

Para darle algo más de variedad están las otras mecánicas, como la capacidad de Rhys para escanear objetos con su ojo, o toda la búsqueda y recolección que el estudio ha querido rescatar de la entrega original. Pero es cierto que todos estos conceptos se colocan superficialmente sobre la base jugable, como si Telltale no hubiera querido pararse a crear minijuegos o pruebas que exprimiesen estas funciones y premiasen al jugador por ponerlas en práctica. Y eso que hay situaciones que se lo ponen en bandeja, como cuando el protagonista masculino tiene que hackear cosas.

Tales from the Borderlands es un spin-off muy interesante de aquel particular loot'em up que dejó buen sabor de boca y poca satisfacción completa. Además de que es una variante muy necesaria para las mecánicas de Telltale, que buena falta de refresco requieren. Desde nuestro punto de vista es una pieza perfecta en este mundo de ficción, aunque no es la más adecuada para quienes estén buscando exploración y puzles. Es una muestra de narrativa ágil y diversificada a través de multitud de personajes vistosos, con un diálogo muy entretenido en el que sumergirse y algunas decisiones de calado que te harán ser juez y parte.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Personajes y guión de mucha calidad, una narrativa con mucho ritmo, gran doblaje de voz y buenos vídeos musicales, un diseño visual que impresiona.
-
Algunos fallos técnicos (en la versión de Xbox One) y tecnológicamente desfasado en general, demasiados eventos QTE.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.