Español
Gamereactor
análisis
Werewolf: The Apocalypse - Earthblood

Análisis de Werewolf: The Apocalypse - Earthblood

Cyanide Studio presenta una interpretación decepcionante del primer action RPG basado en Werewolf.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Según un viejo proverbio, nunca hay que esperar demasiado de los juegos con licencia. Bueno... vale, no existe tal proverbio e incluso si existiese, todos sabemos que toda regla tiene su excepción. Al tratarse de un nuevo lanzamiento del universo Werewolf: Apocalypse, podéis imaginaros mi ansia extrema por que se estrenase y, sobre todo, después de que los creadores de Cyanide Studio anunciaran que iba a ser un título de acción RPG. Además, también supuse que era imposible que en pleno arranque de la nueva generación, se atreviesen a lanzar algo tan catastrófico como lo que han lanzado. No obstante, he de decir que nunca hubiese imaginado, antes de empezar a jugar, lo equivocado que podía llegar a estar.

Werewolf: The Apocalypse - Earthblood tenía mucho potencial para ser, al menos, un título decente. Su base estaba bien pensada, y la verdad es que es difícil aceptar que el resultado final haya sido un juego que, como mucho, se puede decir que es "soportable" y que presenta carencias en casi todos sus aspectos. Es más, tiene tantas carencias, que incluso es difícil disfrutar de él, y mucho menos experimentar esa sensación de emoción al jugar.

¿Tan raro es esperar esa dosis de emoción tratándose de un juego de hombres lobo? Porque yo la esperaba, la verdad. Teniendo en cuenta que el producto de Cyanide pretendía continuar con una de las partes más importantes del universo World of Darkness, y que los creadores prometieron que se las arreglarían para mantener el estilo narrativo del juego original, esperaba experimentar de primera mano el dolor que siente el Garou al luchar por una causa perdida. Esperaba realmente sentirme esclavizado y corrompido por la vileza del Wyrm y, por último, esperaba que, aunque no llegase a ganar nada, al menos pudiese disfrutar de unas cuantas horas de diversión. En fin, una pena...

Jugamos en la piel de Cahal, uno de los miembros de la manada de hombres lobo que lucha desesperadamente por salvar a Gaia. Nuestro protagonista no solo tiene el aspecto típico de un rufián, sino que también es rudo y agresivo por naturaleza, lo que se refleja, como es de esperar, en un montón de opciones de diálogo disponibles en su forma humana. No obstante, me atrevo a decir que incluso los antiguos juegos de Bethesda ofrecían animaciones de conversación menos rígidas que las de este. Bromas aparte, este nivel de calidad para un juego de nada menos que la novena generación de consolas es absolutamente impropio. Sobre todo, cuando los desarrolladores presumen de que el título hace uso de los últimos avances tecnológicos de PS5 y Xbox Series X.

No obstante, incluso aunque ignoremos estos diálogos tan huecos que no aportan absolutamente nada a la trama y que no son nada atractivos, el juego no mejora. Por ejemplo, además de su apariencia humana, Cahal también puede adoptar la forma de un crino (un híbrido de humano y lobo), que se suele usar sobre todo en el combate abierto, y la forma de un lupus (o simplemente un lobo), que es ideal para infiltrarte sigilosamente en bases enemigas. De esas tres opciones, la que más me ha gustado es la forma de hombre lobo, sin embargo, la mayoría de las localizaciones no están realmente preparadas para que puedas ser sigiloso, así que el jugador acaba transformándose en un crino. Pero bueno, no habría nada malo en recurrir al combate todo el tiempo si al menos se hiciese bien. Es más, recuerdo haberme divertido mucho destruyendo todo lo que encontraba a mi paso en la serie Prototype. En el caso de Earthblood, es difícil dejarte llevar cuando el juego se empeña en hacerlo lo más difícil posible. Una cámara mala y que marea, reacciones enemigas difíciles de interpretar y un caos constante: ese es el resumen más breve y preciso que puedo dar de todas las batallas que hay, incluidas las de los jefes.

Werewolf: The Apocalypse - Earthblood

En un intento de hacer que el título fuese más variado, los creadores introdujeron árboles de desarrollo totalmente innecesarios, porque según ellos, es algo que un juego basado en un libro de rol ha de tener por defecto. Sin embargo, al final esto resultó ser algo totalmente insípido, como era de esperar. Ninguna de las ideas se refinó lo más mínimo, lo que hizo que el conjunto se pareciese más a una sopa de sobras pasada que a un plato sensato, meditado y —lo más importante— elaborado con pasión. Además, creo que la mayoría los fans del juego original, no esperaban un RPG complejo, ya que estas características se ofrecen en la versión de mesa. Por lo tanto, los autores, al recortar mucho contenido innecesario, podrían haberse centrado en menos aspectos y que estos fuesen más importantes.

Si los elementos de sigilo y de combate hubiesen funcionado mejor... aquí la palabra clave es el "si". Es difícil tomarse en serio las fases de sigilo, cuando el lobo tiene que cambiar a la forma humana cada vez que tiene que eliminar sigilosamente al enemigo, porque, por alguna razón, alguien del equipo de desarrollo decidió que la bestia no podía hacerlo. Asimismo, es prácticamente imposible disfrutar de los combates cuando los oponentes aparecen en la pantalla de forma caótica.

Tenía unas expectativas muy altas, y he corrido hacia esta nueva entrega de Cyanide como una caperucita roja con una cesta en la mano huyendo del lobo. Sin embargo, esta vez esperaba que el lobo saltase de la cama, me agarrase y me mordiese la piel y luego la escupiese al suelo. Me hubiese gustado ver los enormes ojos de Werewolf: The Apocalypse - Earthblood, si sus terribles gráficos no hubiesen hecho sangrar los míos. Hablaría de sus grandes orejas, pero la verdad es que la banda sonora hizo que me quisiese tapar las mías. Alabaría sus afilados dientes si el gameplay no fuera tan aburrido. Además, a todo esto se suma que la nueva gamificación del hombre lobo intenta combinar aspectos de otras especies de una manera muy forzada y, al final, resulta ser poco profunda y difícil de digerir. Puede que algún día, nos encontremos con un juego digno de este título, pero hoy, queridos jugadores, no lo tenemos. Así que permitidme que hoy cierre este capítulo y me aleje de las tinieblas de Werewolf: The Apocalypse - Earthblood.

Werewolf: The Apocalypse - Earthblood
Werewolf: The Apocalypse - EarthbloodWerewolf: The Apocalypse - EarthbloodWerewolf: The Apocalypse - Earthblood
04 Gamereactor España
4 / 10
+
La forma de lobo puede entretener durante un rato; la trama no está tan mal.
-
Los gráficos anticuados se remontan varias generaciones; diálogos insípidos y nada atractivos; batallas caóticas en forma de crino; fases innecesarias en forma humana; elementos RPG poco desarrollados que perfectamente podrían omitirse.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.